La convivencia escolar en Chile se ha visto enmarcada en políticas educativas de responsabilización a las escuelas (accountability) que asocian la calidad al cumplimiento de normativas y estándares (Carrasco, López, Ascorra & Ortiz, 2018). Dichas políticas se han articulado con sistemas de supervisión, clasificación y disposición de consecuencias institucionales (infracciones, multas). El supuesto a la base es que la mejora escolar se asociaría al cumplimiento y la evitación de consecuencias, configurándose un ambiente de implementación de política (Cohen & Moffit, 2009; Louis & van Velzen, 2013) de carácter punitivo.

Investigadores en torno a temas de mejora y efectividad escolar han planteado la necesidad de indagar sobre el proceso de implementación de este tipo de políticas, poniendo atención a cómo son interpretadas y contestadas por los actores educativos (Louis, 2013; Anderson, 2013). En este marco, el simposio propone evidenciar la voz de distintos agentes educativos que participan en procesos de implementación de política de convivencia escolar, mostrando las tensiones entre gestionar el cumplimiento de normativas y estándares, y la promoción de ambientes que fomenten el aprendizaje y la inclusión. Para ello se presentarán resultados de proyectos investigación en distintos niveles del sistema educativo, así como también datos generados desde la práctica de asesoramiento a escuelas. Se abordarán los significados que sostenedores y equipos directivos construyen respecto de la gestión de la convivencia, reflexionando sobre las implicancias que tienen para las prácticas. También se presentarán hallazgos sobre relaciones entre estudiantes disputadas entre la confianza y la instrumentalización del otro. Finalmente, se mostrarán algunas evidencias sistematizadas desde la práctica asesoramiento en convivencia escolar orientadas a la transformación desde el aprendizaje y la reflexión colectiva de los agentes escolares. Estos resultados serán discutidos en el marco de una conceptualización de la convivencia escolar inscrita en principios de participación e inclusión de la diferencia.

Ponencia 1: Gestión de la convivencia y de la vulnerabilidad social en escuelas municipales con buenos resultados SIMCE

Las escuelas de dependencia municipal y de alta vulnerabilidad social en Chile se han asociado tradicionalmente a un bajo rendimiento académico y a una convivencia escolar (CE) negativa. Existen casos de escuelas que con las mismas condiciones antes referidas han evidenciado una CE positiva y buenos resultados académicos: ellas pueden ser consideradas casos atípicos (outliers) y fueron el foco del estudio a presentar. El objetivo de la investigación fue identificar, describir y analizar las significaciones construidas en relación a una CE positiva en seis escuelas chilenas vulnerables, municipales y no selectivas que obtuvieron buenos resultados en el SIMCE en el período comprendido entre los años 2011 y 2013. El método siguió un diseño etnográfico, que incluyó la realización de entrevistas individuales y grupales a equipos directivos, docentes y otros profesionales. El material producido fue sometido a un análisis de contenido categorial desde una perspectiva bottom-up.

Entre los resultados destacaron las prácticas de cuidado, protección y apoyo al progreso de parte del equipo de gestión escolar hacia los quipos de profesores. También se evidenció la construcción de una narrativa histórica retrospectiva y prospectiva de prosperidad respecto de las escuelas. Además, se identificaron cuatro significados de CE presentes entre los participantes: médico, de rendición de cuentas, socio-afectivo y disciplinar, las cuales fueron asociadas a dos lógicas de comprensión. La primera está orientada a estandarizar, individualizar y demostrar resultados y, la segunda, está centrada en la diferencia, lo comunitario y el valor de los procesos. Se discute la necesidad de avanzar hacia comprensiones que integren los significados encontrados con el fin de ganar mayor congruencia. También se propone integrar significados asociados a participación, democratización e integración curricular.

Ponencia 2: Mini-superintendencias: gestión de la convivencia a nivel de sostenedores municipales

El nivel intermedio del sistema escolar –equivalente en Chile a los sostenedores municipales- puede funcionar como una bisagra de los cambios y requerimientos que se demandan desde los niveles educativos central y local (Raczinsky, 2010; Fullan, 2015). Las autoridades educativas de distritos y municipios tienen la posibilidad de contextualizar los cambios políticos a las realidades de cada escuela y de comprometer la colaboración permanente entre escuelas y entidades locales. Estas prácticas son de especial relevancia en contextos de rendición de cuentas (Louis, 2013; Fullan, 2010; Fullan & Mascall, 2000; González, González, & Galdames, 2014; Espínola & Silva, 2009; Fleming, 2013). Este tipo de políticas enmarcan a las instituciones educativas en Chile (Falabella, 2016) abarcando distintas áreas de gestión, incluida la convivencia escolar (López et al., 2013).

Se realizó un estudio cualitativo de tipo etnográfico de casos múltiples que permitió conocer la gestión de la convivencia de sostenedores escolares. Participaron autoridades y profesionales de dos unidades de gestión de convivencia escolar de Departamentos de Administración de Educación Municipal (DAEM) de la región de Valparaíso y de algunas de las escuelas bajo su dependencia. Los resultados dieron cuenta de un proceso de rediseño de las DAEM en relación a cambios en el entorno político de la convivencia escolar, instalando intervenciones comunales que servían de andamios para que las escuelas hicieran una rendición de cuentas efectiva, declarando seguir para ello el modelo de operación de la Superintendencia de Educación Escolar.

Se discute la existencia de un ambiente punitivo de implementación de política educativa, que considera la disposición de altas consecuencias para escuelas y sostenedores que fallen en la rendición de cuentas. Se plantea la necesidad de considerar los requerimientos de apoyo de las escuelas en el proceso de implementación de sistemas de gestión de la convivencia frente a la fuerte alineación evidenciada desde los sostenedores con las políticas de nivel central.

Ponencia 3: Instrumentalización y calidad paradójica de las relaciones de amistad adolescentes en contextos de violencia escolar

Desde una perspectiva ecológica, el contexto socio-cultural y político de las comunidades propicia las interacciones y aprendizajes sociales entre pares, familia y escuela, dando forma a una cultura escolar en la que con frecuencia se naturalizan formas de agresión, rechazo y desconfianza hacia los otros. Esto hace de la convivencia un ámbito paradójico, donde se busca cumplir con indicadores de calidad, pero se mantienen como trasfondo una serie de creencias normativas que tienen un efecto negativo en las relaciones y por tanto, indican una baja calidad de las mismas. Guiado por un modelo teórico de calidad de las relaciones de amistad (Reis & Shaver, 1988), este estudio buscó analizar la percepción y trayectoria de las relaciones de amistad de doce (12) adolescentes (12 a 14 años (M=13 años), 8 hombres, 4 mujeres, de 6° básico a 1° medio) de nacionalidad chilena, de cuatro (4) colegios particulares subvencionados de nivel socio-económico medio a bajo de Santiago, identificados como agresivos y populares dentro de sus grupos-curso, a partir de la evaluación sociométrica de nominaciones de pares y auto-reporte. Se focalizó en las experiencias de intimidad y confianza compartida, a partir de un enfoque cualitativo basado en procedimientos de la Teoría Fundada, y usando entrevistas semi-estructuradas, para el levantamiento de datos.  Los análisis permitieron describir cuatro dimensiones relevantes que tensionan la experiencia de intimidad y confianza en las amistades, asociadas a: a) Auto-concepto socio-emocional ambivalente, b) Relaciones familiares conflictivas, con baja calidad de apoyo parental y modelamiento agresivo en las relaciones sociales, c) Trayectorias de amistades desde la infancia basadas en esquemas de desconfianza y anticipación de daño por parte de los amigos, y d) Instrumentalización de las amistades actuales para mantención del estatus social. Estas dimensiones configuran una explicación que emergió a través de las entrevistas, acerca de las interacciones sociales (familiares y de amistad) de estos adolescentes, caracterizadas por baja calidad y activación de creencias de desconfianza básica, que tienden a justificar el uso de la agresividad como mecanismo compensatorio de auto-protección y validación personal. Y que además instrumentalizan las relaciones de amistad, lo que se asocia con la necesidad de ubicación jerárquica y búsqueda de estatus social dentro del contexto escolar.

Ponencia 4: El asesoramiento en convivencia escolar: entre la punición y la transformación de las relaciones

Las actuales políticas educativas obligan a las escuelas a demostrar mejoras en convivencia escolar, sin embargo no ofrecen apoyo sistemático sobre cómo realizarlos (López et al., 2013). En Chile la mejora ha estado ligada al aumento en los resultados de las pruebas estandarizadas nacionales SIMCE (Assaél, et. al 2014), que hoy también incluyen evaluaciones en materias de convivencia escolar. A esto se suman los sistemas de responsabilización a las escuelas en razón de sus resultados (Falabella, 2016), incluyendo castigos (infracciones y multas) a los establecimientos que muestren bajos resultados.

En este contexto el Programa PACES-PUCV ha diseñado, validado y empaquetado un modelo de acompañamiento para escuelas y sostenedores que busca ofrecer apoyos focalizados para la toma de decisiones en la gestión de la convivencia escolar. En particular esta ponencia busca rescatar los aprendizajes sistematizados de diferentes proyectos tanto de investigación como de intervención con respecto a la experiencia de asesoramiento. El modelo PACES entiende el asesoramiento como un tránsito entre diferentes extremos (Imbernon, 2007), posicionando el lugar del asesor como un amigo crítico/a (Domingo, 2003; 2010), capaz de problematizar su posición y apoyar a la escuela desde adentro.

Los principales resultados se presentan a partir de dos categorías: “La disputa de la convivencia escolar en la toma de decisiones” y “El asesoramiento como un encuentro humano”. En síntesis, los participantes del asesoramiento evidencian diversas conceptualizaciones de la convivencia escolar, las cuales logran movilizarse en la medida que se problematiza el contexto político, observando posibilidades y amenazas para la gestión. El asesoramiento incluye la toma de decisiones basada en evidencia para diseñar procesos de mejora en convivencia escolar. El espacio de asesoramiento es valorado en la medida que se experimenta como una instancia de encuentro y aprendizaje entre diferentes seres humanos. Estos resultados se discuten a la luz de las teorizaciones de mejora de la convivencia escolar y el asesoramiento escolar.