Esta comunicación se propone presentar los resultados de una investigación cuantitativa orientada a determinar el efecto de la participación de padres, madres y apoderados en el rendimiento escolar de estudiantes de enseñanza básica (Fondecyt Nº 11150098). Específicamente proporcionar evidencia que permita responder la siguiente pregunta: ¿Cuál es el efecto de factores asociados a la participación de padres, madres y apoderados en el rendimiento escolar en lenguaje y matemáticas de estudiantes que cursan tercer año enseñanza básica en escuelas de alta vulnerabilidad social de la Región Metropolitana? Para responderla se aplicó un cuestionario estandarizado, especialmente construido por los autores, a una muestra de 745 apoderados.

Dentro de los resultados se destaca que las disposiciones parentales -tanto expectativas educacionales como las percepciones de auto-eficacia parental- se muestran como los predictores más significativos para explicar el rendimiento escolar tanto en lenguaje como en matemáticas. Esta evidencia sigue la tendencia de lo que se ha obtenido a nivel internacional. La fuerza explicativa de los factores psico-sociales sobre el rendimiento escolar en lenguaje y matemáticas es tal, que logra compensar la insuficiente escolaridad de los adultos a cargo. Estos factores tienen un efecto más significativo que las prácticas asociadas a demandas escolares desde el hogar. Llama la atención que la participación de los apoderados en actividades institucionales no muestran significancia estadística en las estimaciones realizadas.

Estos datos permiten concluir que en el contexto del persistente rezago que describen los estudiantes en estos establecimientos educacionales no responde solo a carencias económicas y culturales del hogar. Si las familias están convencidas que sus hijos e hijas pueden más desde el punto de vista académico; y, que no obstante contar con restricciones socio-económicas y educacionales, se sienten capaces de acompañarlos en su proceso escolar aumenta la probabilidad de más y mejor rendimiento en lenguaje y matemáticas.

Estos resultados pueden enriquecer el debate en torno al alcance de la participación de las familias en los procesos de mejoramiento educativo, aportando antecedentes que interpelan, por una parte, las creencias de las escuelas de que el éxito escolar depende de un mayor involucramiento parental en las tareas escolares de los hijos y su participación sistemática en las reuniones de apoderados y otras actividades organizadas por las escuelas. Por otra parte, la insuficiente formación en la relación entre familias, aprendizaje escolar de los estudiantes y su relación con los actores educativos de la escuela en la formación inicial de los futuros educadores de lenguaje y matemáticas en enseñanza básica.